Maipú comuna de sacrificio, Comisión Evaluación Ambiental aprueba proyecto Sonacol

Indignación, rabia e impotencia ciudadana por aprobación de cuestionado proyecto que cruza la comuna con tuberías de petróleo o diesel para aviones.

En forma unánime y sin escuchar razón alguna la Comisión de Evaluación Ambiental, compuesta por los Seremis de Medio Ambiente, Desarrollo Social, Obras Públicas, Bienes Nacional, Transporte, Agricultura, Vivienda, Salud, Energía más un representantes del Servicio de Evaluación Ambiental y La Intendencia Regional aprobaron el proyecto.

El proceso desde un principio fue tenso, la llegada masiva de Maipucinos descolocó a los equipos organizadores y adelantaron restricciones para grabar y tomar fotos… era el preámbulo de lo que venía.

Iniciada la sesión se presentaron los detalles del proyecto por todos conocidos (ver aquí) seguido dieron 3 minutos por persona para exponer las razones de aprobar o rechazar según sea.

Por la comuna abrió la ronda de exposición la Alcaldesa Cathy Barriga, quien aclaró las razones de fondo para el rechazo, luego los dirigentes de la coordinadora profundizaron en los detalles, son largos 3 años de trabajo en terreno con extenuantes jornadas de participación, donde la comunidad mayoritariamente se opuso al proyecto, finalmente el concejal Gonzalo Ponce agrego contundentes datos, como por ejemplo que este proyecto fue rechazado por todos los Diputados del distrito, que además fue rechazado por el Concejo Comunal y la Alcaldesa, que tiene más de 1600 observaciones ciudadanas, que fue rechazado por el Consejo de la Sociedad Civil órgano representativo de los dirigentes sociales y comunidad, el rechazo es total en Maipú.

Finalmente llegó el turno de la Empresa Sonacol que en sus primeras palabras dio a entender las razones de fondo para ejecutar el proyecto…Tenemos que responder a la alta demanda de vuelos y requerimos más combustible, se develava la intención de fondo pero también que No importa los costos o riesgos de la comunidad.

Al momento de votar la tensión era total, uno a uno los Seremis Regionales, el SEA y la Representante del Intendente aprobaban el peligroso proyecto sin considerar ninguna de las observaciones hechas por los representantes de Maipú, la sensación prevista era cierta, estaba todo cocinado y los Seremis venían con claras instrucciones de aprobar.

Verdaderamente un gobierno sordo que No escucha a la gente. La comuna de Maipú realizó, jornadas informativas, reunió firmas, marchas pacificas “NO a Sonacol” encuentros con vecinos y organizaciones fue un despliegue total, esto pone en serias dudas los procesos ciudadanos participativos que el  sistema de evaluación ambiental establece, pero que en la práctica parecen No servir de mucho.

El dilema se profundiza aun más cuando la misma Alcaldesa les dice; Maipú No va aprobar esto y la cara de los ejecutivos de la empresa y Seremis cambio de tono, la comuna se declara en guerra contra la empresa Sonacol.

Las instancias posteriores para una eventual “Reclamación” están contenidas en la ley N° 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente ante el comité de Ministros, donde la comunidad organizada y el municipio deberán hacer frente al invasivo y riesgoso proyecto.

La estrategia del recurso de Reclamación se funda en aportar nuevos antecedentes, reconsideración de las observaciones ciudadanas, cambios significativos del proyecto u otras razones, la empresa está acorralada y ve inviable el jugoso proyecto que solo trae beneficios para Sonacol y No aporta absolutamente nada a la comuna.

Maipú No puede ni debe seguir sumando proyectos contaminantes o peligrosos, la gestión anterior de Vittori dejo una Curtiembre, algo que nos va a pesar por siempre, una empresa que consume y ensucia cantidades astronómicas de agua maipucina y que fue informada tardíamente a la comunidad por el Alcalde y Concejales de ese momento.

Hasta ahora la actual administración ha desarrollado desde el principio un trabajo participativo a través de Daoga en conjunto con la Coordinadora NO a Sonacol, esperamos que el compromiso de la Alcaldesa se mantenga y con hechos concretos y Maipu logre bajar definitivamente el proyecto, para No dejar otra negativa herencia ambiental, que transforme a la comuna en zona de sacrificio.

Como recomendación general “No existe ningún sistema de tuberías que pueda garantizar 100% la hermeticidad total y evitar fugas o derrames que contaminen las napas subterráneas de la cual extraemos el agua para el consumo humano, así como tampoco desastres o accidentes que puedan afectar la vida de miles de Maipucinos.