Renuncia directiva nacional de la Democracia Cristiana

Como pocas veces la Democracia Cristiana se sincero frente a sus militantes y aL país, hablando claramente de crisis histórica en la falange.

La presidenta de la colectividad hablo con realismo…fallamos y fallamos todos, en una intervención que dejo contento a muchos e incómodo a unos pocos, los mismo de siempre.

Al inicio, la presidenta saliente Myrian Verdugo, agradecio la colaboración de sus camaradas, pese al tenso ambiente interno pudimos avanzar en el trabajo político, asumir las campañas de presidente, diputados y cores y cerrar los procesos de rendición ante el servel.

Los resultados son claros y contundentes, la ciudadanía entrego el poder a la Derecha y nos envió un mensaje muy preciso…ahora somos oposición estos 4 años.

El diagnostico es critico y lo peor sería seguir con la sordera…para Verdugo la indefinición política ha sido clave en este proceso de autodestrucción, la ciudadanía y militancia nos castigó duramente, solo como ejemplo en el proceso de refichaje, cientos de militantes abandonaron el partido, unos porque estabamos muy a la izquierda y otros por el flirteo con la derecha, mas de 3000 camaradas dejaron el partido y solo el 70% actual de la militancia son refichados, no hemos sumado gente nueva.

La definición necesaria en la DC…

“Nuestro partido es una comunidad de personas libres. Tenemos derechos y deberes, asumidos por nuestra propia voluntad. No somos individualistas ni totalitarios”. Aspiramos a una democracia real, Sobre esto mismo, debemos ser democratas y cristianos y resolver nuestras diferencias en nuestra casa y Nunca por los medios de comunicación, hecho que nos genera a veces más conflictos que utilidad.

Resultados y nuevos desafíos de la DC…

El resultado de estas elecciones, ratificado por el Servel significó para nuestro partido la elección de 3 senadores, 14 diputados y 44 consejeros regionales.

Asi mismo, estamos dando inicio a las escuelas de formación, abandonadas por años…que nunca debió dejar de funcionar y que hoy lo vamos a fortalecer con un programa actualizado, jornadas y encuentros regionales, ademas de talleres y diplomados en diferentes materias políticas, sociales y de actualidad.
En la misma línea se actualizará y mejorará la página Web con énfasis en la transparencia y se incorpora un equipo de comunicaciones.

El Hoy de la DC…

Al respecto Myrian Verdugo aclara; La crisis de la DC pasa por tres hechos bien definidos, una crisis electoral, política y de convivencia interna.

Al referirse a la crisis electoral, la pérdida constante y sostenida de votos son la primera señal, nos sigue la pérdida de cupos en el parlamento que en los 1990 era de 32 a solo 14 en la actualidad, nunca logramos procesar la debacle que hoy vivimos. Como partido nos alejamos de la gente y no captamos las reales demandas ciudadanas, mucho menos pudimos elaborar propuestas.

Lo anterior se conecta con la crisis política, no estamos elaborando ni proponiendo nuevas ideas, solo hemos administrado el poder. Ayer fuimos un partido de cambios, de vanguardia, pudimos cambiar el rostro de Chile, pero hoy ¿Cuáles son nuestras banderas? estamos carentes de discurso y propuestas para esta nueva sociedad…sostuvo la líder DC.

Y finalmente, como guinda para la torta, el ambiente interno, que la hoy Verdugo calificó de guerrilla interna. Hoy son los medios de comunicación el arma de ataque, ya sea de de sectores de derecha como de nuestras propias filas, la mezquindad, descalificación y prepotencia son pan de cada dia. La única forma de abordar y superar estas falencias, es a través de un Congreso Ideológico (marzo-abril) con un mecanismo real de participación democrática y donde podamos superar nuestras legitimas diferencias…recien hecho esto podemos pensar en otros pasos políticos o alianzas con otras colectividades.

Nunca pense estar al frente de la Democracia Cristiana, ni menos en estas condiciones, en este escenario adverso, recuperar la confianza ciudadana solo depende de nosotros. Optamos por quedarnos, aunque era más fácil irse del partido. La democracia cristiana debe reconstruirse y prepararse para ser protagonista de las nuevas tareas y del futuro…sostuvo Miryan Verdugo tras dejar el cargo de presidenta en la DC.